5 maneras de acelerar tu PC ¿Tu ordenador va lento?

https://www.softonic.com/articulos/5-maneras-acelerar-pc

¿Tu ordenador va lento? Si notas que hay un descenso significativo en la velocidad de procesamiento y el tiempo de arranque, es hora de pasar a la acción para dar un impulso a tu pobre PC. Salvo si se trata de problemas de hardware, como los controladores defectuosos o una fuente de alimentación defectuosa, no hay razón para que un ordenador actualizado vaya más lento de lo que debiera ser desde el inicio.

La ralentización se produce por un exceso de aplicaciones cargadas en el arranque del ordenador, numerosas descargas y programas innecesarios, y un montón de configuraciones predeterminadas que necesitarás ajustar. Hoy te explicamos cinco formas para acelerar tu PC.

La lista no se centra específicamente en cómo resolver estos problemas en Windows 10, sino más bien es una lista general de funciones que puedes seleccionar o activar en cualquier sistema operativo.

Para acelerar Windows 10, consulta nuestros artículos aquí y aquí. No obstante, para mayor facilidad, usaremos Windows 10 en nuestros ejemplos.

Hay varias maneras de acelerar tu PC si tu ordenador va lento

En esta guía, nuestras soluciones no exigen conocimiento previo, así que no te preocupes si no eres un especialista en informática. Todo lo que estamos a punto de enumerar está al alcance de todos. ¡Manos a la obra!

5 maneras de acelerar tu PC

  1. Comprobación del disco, liberador de espacio en disco.

Al comprobar el disco, se escaneará una unidad específica en busca de espacio no utilizado o archivos dañados. Si bien un antivirus eliminará el malware (lo que muy bien podría ralentizar tu ordenador), la comprobación de disco va más allá al eliminar ese espacio no utilizado que podría ralentizar la velocidad de procesamiento.

Para iniciar una comprobación de disco, abre el Explorador de archivos y sitúate en This PC. Deberías ver los discos que figuran en Drives and Devices.

Para hacer una comprobación de disco, abre el Explorador de archivos y ves a This PC

Por cierto, esta es una herramienta muy útil para saber el espacio libre en tu unidad. Si está lleno hasta el tope, eso podría explicar por qué el equipo se ejecuta tan despacio.

Haz clic derecho sobre un disco (como Unidad: (C:) y selecciona Propiedades. Esta acción abrirá un menú desplegable con siete pestañas diferentes. Haz clic en Herramientas. Dentro de la pestaña Herramientas, haz clic en Verificar, a continuación Explorar unidad.

Clica en Propiedades, luego Herramientas y finalmente en Verificar

La exploración puede llevar un rato (más de 30 minutos si no se ha realizado con anterioridad), pero valdrá la pena. Dependiendo de lo lleno que estén tus discos, incluso puedes observar una mejora de inmediato. Si no es así, entonces deberías intentar una limpieza de disco. Esto es tan fácil como pulsar la tecla Win y teclear Disk Cleanup. Haz clic en la primera opción (debe ser una aplicación de escritorio). Este procedimiento escaneará tu PC en busca de sistemas y archivos que pueden eliminarse con seguridad.

Para hacer una limpieza de disco pulsa la tecla Win y teclea Disk Cleanup

Deja que tu PC termine el análisis. Una vez finalizado, te llevará a esta ventana:

Cuando finaliza la limpieza se abre una ventana con el espacio que has ganado

Haz clic en Aceptar o selecciona más archivos si decides seguir con el proceso. Como puedes ver, nuestra limpieza de disco eliminó más de 90 MB de basura.

  1. Desfragmentar el disco

Mientras se trabaja específicamente en la limpieza de las unidades del equipo, puedes seguir adelante y desfragmentarlas. Se trata de una operación que pone en orden los archivos del disco duro para que los subsistemas de tu ordenador puedan acceder a ellos de forma más rápida.

Para entrar en la aplicación de desfragmentación, vuelve al Explorador de archivos (Win+E para un acceso directo) y haz clic derecho sobre una de las unidades del disco (C :).  En el menú emergente, pulsa la opción Propiedades y elige la pestaña Herramientas. En lugar de pulsar Comprobar, pulsa Optimizar.

En el explorador de archivos, pulsa en Propiedades, luego Herramientas y en Optimizar

Se abrirá una ventana que se parece a la imagen de arriba. Haz clic en el botón Optimizar y deja que tu ordenador haga su magia. La parte inferior de la ventana te mostrará que el ordenador está programado de forma periódica, una vez por semana. Esto significa que no deberías tener que ejecutar una desfragmentación del disco a menos que sea necesario mejorar la velocidad de acceso al disco.

Si lo deseas, puedes ajustar la frecuencia de las desfragmentaciones periódicas: diaria, semanal o mensual. Recomendamos mantenerlo en la configuración predeterminada, pero si deseas ajustarlo, basta con hacer clic en Cambiar configuración.

Para ver el tutorial de vídeo de desfragmentación de disco, pulsa aquí:

Ten en cuenta que la desfragmentación se efectuará entre siete-diez pasos, así que podría llevarte entre 30 y 60 minutos.

  1. Suprimir programas de inicio y servicios

¡Esto es tremendamente útil! A medida que descargues e instales más programas, algunos se activarán de forma predeterminada al iniciar tu ordenador, y seguirán ejecutándose en segundo plano mientras realizas tus tareas. Obviamente, si estos programas tienen mucho peso, afectará el rendimiento óptimo de tu ordenador.

La mejor opción es mantener tus programas de inicio al mínimo, si es que mantienes alguno.

Lo mejor es mantener tus programas de inicio al mínimo

Para saber qué procesos se activan desde el inicio, abre el Administrador de tareas en el menú (Ctrl+Shift+Esc) y selecciona el botón Inicio. Todo lo que aparece como Habilitado indica que tu ordenador está ejecutando el programa al iniciar el equipo.

Para desactivar la selección de las aplicaciones que desees que no se ejecuten en el inicio del sistema operativo, haz clic derecho y selecciona Deshabilitar. Notarás que tus tiempos de arranque son muchísimo más rápidos.

Desactiva las aplicaciones que no desees en el inicio

Si descubres muchos programas que ni sabías que estaban en el menú de Inicio, es probable que el Inicio de Servicios también se vea afectado.

Sigue con el Administrador de equipos, abre la pestaña Servicios. Desplácete hacia abajo y, si aparece una aplicación como Automático, aún se está ejecutando en el Inicio, incluso si lo desactivaste en el menú anterior. Haz clic con el botón derecho en la tarea y pulsa Detener y se deshabilitará para siempre.

  1. Configuración de energía

¡En este caso, este proceso es bastante sencillo! Definir la configuración de energía, puede resultar especialmente apreciable si estás trabajando con un ordenador portátil.

Todos los ordenadores tienen una Configuración de energíapredeterminada: Economizador, Equilibrado o Alto rendimiento. Sabemos de sobra que por defecto los ordenadores portátiles, cuando no están conectados a una fuente de alimentación directa, cambian a ahorro de energía para que duren más con la batería. Así que asegúrate en averiguar si tu portátil se ralentiza más de lo que debería.

Comprueba la configuración de ahorro de energía de tu portatil

La configuración de energía puedes encontrarlo ingresando a la siguiente ruta Panel de control> Hardware y Sonido> Opciones de energía. Si no encuentras el Panel de control, tecléalo y presiona rápidamente la tecla Win. Si deseas que tu ordenador funcione de manera rápida y fluida, mantenlo configurado en Alto rendimiento. Por lo contrario, si deseas que tu ordenador funcione con ahorro de energía, te lo agradecerá con Power Saver. Solo asegúrate de desactivarlo si estás realizando un proceso más exigente como jugar a un videojuego o visualizando un montón de vídeos 4k.

También puedes hacer clic en Cambiar configuración del plan de energía si quieres especificar aspectos de la economía de rendimiento de tu ordenador, como protectores de pantalla, apagar la pantalla o el modo de suspensión.

  1. Opciones de rendimiento

Manteniéndote en línea con el ajuste de la configuración de energía, también puedes ajustar el rendimiento de tu ordenador desde este menú:

Desde este menú puedes ajustar el rendimiento de tu ordenador

Este menú lo puedes encontrar en Panel de control, opción Sistema o bien puedes abrirlo de un modo sencillo presionando Win y tecleando Rendimiento.

Haz clic en la opción superior, que pondrá algo así como «ajustar la apariencia y el rendimiento de Windows». Aquí puedes personalizar tus opciones, o puedes resolverlo de un modo rápido seleccionando «Ajustar para obtener el mejor rendimiento». A menos que sea un ordenador antiguo, es probable que no veas una gran diferencia al activar esta función. Sin embargo, queríamos incluirlo solo para que puedas maximizar el rendimiento de tu ordenador.

Existen opciones más avanzadas para acelerar tu ordenador que puedes iniciar con el Símbolo del sistema, y que sirven para verificar la salud y la memoria de los controladores.

Con esta guía queríamos brindarte una guía rápida de los primeros pasos sencillos. Para obtener más ideas y estrategias, o para conocer con detalle los procedimientos que mencionamos aquí, echa un vistazo a estos videos:

 

EL ÁRBOL QUE NO SABÍA QUIÉN ERA

El árbol que no sabía quién era.

“Había una vez un hermoso jardín, en algún lugar que podría ser cualquier lugar, y en algún tiempo que podría ser cualquier tiempo, en el que se cultivaban manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales, todos ellos satisfechos y felices. Todo era alegría en el jardín excepto por un solo árbol, profundamente triste. El pobre tenía un problema: no sabía quier era. “No sé quién soy,” se lamentaba.

– Lo que te falta es concentración,- le decía el manzano,- Si realmente lo intentas, podrás tener deliciosas manzanas. ¿Ves que fácil es? – Mírame a mí como las produzco.

– No lo escuches,- exigía el rosal.- Es más sencillo tener rosas y ¿Ves que bellas son?

Y el árbol desesperado, intentaba todo lo que le sugerían y como no lograba ser como los demás, se sentía cada vez más frustrado. Un día llegó hasta el jardín el búho, la más sabia de las aves, y al ver la desesperación del árbol, exclamó:

¡ No te preocupes, tu problema no es tan grave, es el mismo de muchísimos seres sobre la tierra ! Es tu enfoque lo que te hace sufrir. “No dediques tu vida a ser como los demás quieren que seas. Sé tú mismo. Conócete a ti mismo y para lograrlo, escucha tu voz interior.”

Dicho esto, el búho desapareció.

“¿Mi voz interior…? ¿Ser yo mismo…? ¿Conocerme…? ¡ Si yo supiera quién soy …! – “Se preguntaba el árbol desesperado, cuando de pronto comprendió…

Cerró los ojos y dejó de oír los sonidos de alrededor y sus propios pensamientos y, por fin, pudo escuchar:

“Tú nunca en la vida darás manzanas porque no eres un manzano. Tampoco florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Tú eres un roble Dios te construyó para que crezcas grande y majestuoso. Tu destino es crecer grande y majestuoso, dar nido a las aves, sombra a los viajeros, y belleza al paisaje. Esta es la misión que Él te dio. Para eso estás en este mundo. Cúmplelo.

… Y el árbol se sintió fuerte y seguro de sí mismo se dispuso a ser todo aquello para lo que había sido creado. Así, comenzó a reconocer quién estaba siendo en este mundo: una oferta valiosa. Siendo quien era lo admiraron y respetaron todos. Y sólo entonces el roble comenzó a conocer La posibilidad de convivir en bienestar.

El jardín fue completamente feliz. Cada cual celebrándose a sí mismo.

http://www.loopian.com.ar/empleabilidad/reflexion-arbol-no-sabia-quien/